Franquiciar un negocio. Montar una Franquicia

Hoy queremos compartir un artículo muy interesante donde se define muy claramente qué es franquiciar.

Muchos empresarios se preguntan qué es franquiciar, en qué consiste el modelo de franquicia o más bien y qué supondría para sus empresas. Básicamente, la Franquicia como formato de negocio, es un sistema de cooperación entre empresas legal y financieramente distintas e independientes, ligadas entre sí por un contrato.

A través de ese contrato, denominado contrato de franquicia, una de ellas, la empresa franquiciadora, otorga a otra u otras, denominadas empresas franquiciadas, a cambio de una contraprestación, el derecho a explotar su marca y/o una fórmula comercial o un método de comercialización, suministrándole al mismo tiempo la ayuda técnica y los servicios necesarios destinados a facilitar la explotación del negocio, imponiéndole la obligación de llevar un negocio de conformidad con el concepto de franquicia.

Aunque no se sepa exactamente qué es franquiciar y lo que supone, pocos dudan que la franquicia representa, hoy en día, el sistema de expansión empresarial más empleado y desarrollado de las economías modernas y que es utilizado por muchas de las grandes multinacionales del planeta.

Cualquier empresa que disfrute de un adecuado posicionamiento en su mercado y que mantenga ciertas perspectivas de crecimiento, verá en la franquicia una de las alternativas más rentables y eficaces para la consecución de todo objetivo relativo a su introducción y consolidación en nuevos mercados.

Así, sea cual sea el ámbito de actividad económica en el que la empresa venga operando, ya sea en funciones industriales, a través de la comercialización y/o distribución o bien en la prestación de servicios, la franquicia ha de ser contemplada como una alternativa que, en caso de de demostrar la viabilidad esperada, reportará a la empresa numerosas y claras ventajas. De esta forma, para cualquier empresa o negocio no tendrá sentido iniciar proceso alguno de expansión sin haber analizado previamente la posibilidad de franquiciar.

Franquiciar, una alternativa

Cierto es que la opción de crecer en franquicia es una entre muchas otras alternativas de desarrollo, pero no lo es menos que esta fórmula encuentra en sus requerimientos y supuestos de partida, y en la perfecta adecuación de éstos a las empresas y mercados actuales, la razón de su espectacular progresión. En efecto, será el fondo de comercio de la marca que se conceda, la permanente asistencia en la explotación del negocio y, ante todo, la disposición y coherente transmisión de las experiencias adquiridas, lo que hará de la franquicia un auténtico planteamiento de competitividad.

Sin embargo, a la hora de explicar qué es franquiciar, no haríamos bien en considerar simplemente estas razones únicamente del éxito de la franquicia. Debemos contemplar este sistema de expansión compartida como una consecuencia lógica de la necesidad de adaptación de nuestras empresas a las exigencias cambiantes de los mercados y, en definitiva, a un entorno en el que la mayor competitividad se ha convertido en el elemento caracterizador de las decisiones que se adopten en el seno de las mismas. McDonalds, 100 Montaditos o Marco Aldany son claros ejemplos de este hecho.

Y es que para entender lo que una expansión en franquicia puede llegar a representar para las empresas y de qué manera va a condicionar su realidad en un futuro, el punto de partida ha de ser el de una empresa capaz de afrontar los retos de la economía actual.

Aspectos fundamentales para franquiciar

Las empresas se ven obligadas a adoptar estrategias encaminadas a la consecución de planteamientos de negocio acordes a la situación actual de la distribución y los servicios. Los cada vez mayores condicionantes de especialización, la necesidad de optimizar y modernizar la gestión de las empresas y la imposibilidad más absoluta de poder competir actuando desde planteamientos de independencia empresarial o pretenderlo bajo limitaciones geográficas de actuación, pone de manifiesto el interés de las empresas por la franquicia, en tanto ésta puede aportar soluciones eficaces ante estas ineludibles exigencias.

Ciertamente la franquicia tiene la cualidad de basar su fundamento en la comercialización de productos o servicios bajo criterios de especialización comercial, garantizar la aplicación de modernas técnicas de gestión empresarial en todas las facetas del negocio y, ante todo, constituir una relación de asociacionismo empresarial que, desde principios de autonomía e independencia, faculta a las empresas para rentabilizar su acuerdo mediante la generación de sinergias y economías de escala. De ahí su gran éxito global.

Cuándo se debe empezar a montar una franquicia.

Sin duda, una empresa no debe empezar a franquiciar en cualquier momento y menos sin saber qué es franquiciar y lo que conlleva. Franquiciar un negocio no es algo que se decida sin más, sino que ha de enfocarse desde la más estricta y rigurosa planificación por tratarse del procedimiento estratégico de crecimiento que se define particularmente para la empresa.

De esta forma, la decisión de franquiciar no podrá adoptarse jamás desde posiciones poco sólidas como la inmadurez del negocio, desde la inexperiencia empresarial o desde la reducida rentabilidad de una actividad de reciente iniciación.

Así, para cualquier empresario que desee franquiciar, hacerlo sólo será posible ante determinados criterios que él mismo, apoyándose en la opinión de analistas expertos en franquicia, tendrá que ratificar con suficiente antelación.

4 elementos fundamentales para franquiciar

Evidentemente, no vamos a hacer aquí una enumeración exhaustiva de los múltiples requisitos que deben verificarse de cara a una posible expansión en franquicia. Destacaremos, de forma general y sin entrar en detalles, cuatro supuestos que han de manifestarse con clara rotundidad.

  1. Mercado

En primer lugar, el empresario debe confirmar la situación y previsible evolución del mercado en el que ha venido desarrollando su actividad o, en su caso, pretenda iniciarla. Para poder franquiciar con garantías, el mercado ha de mostrar buenas perspectivas de crecimiento -ha de tratarse de un mercado, cuando menos, estable- y contar con una dinámica positiva suficiente que dé por buena cualquier previsión de equilibrio y constancia en la demanda.

  1. Producto

En segundo lugar, confirmar la disposición de un producto o un servicio siempre original y diferenciado, innovador con respecto al ofrecido por nuestra competencia y haberlo podido contrastar junto al alto grado de aceptación por parte de nuestro público objetivo.

  1. Gestión

En tercer lugar, y no menos importante, estar seguros de contar con un sistema propio de gestión y administración, lo suficientemente experimentado. Este sistema de gestión, siendo fácilmente transmisible a terceros a voluntad de la empresa, ha de resultar difícilmente accesible para cualquier competidor en general. Debemos tener en cuenta que la franquicia requiere dos activos estratégicos de fundamental presencia, una marca y un know how.

  1. Rentabilidad

En cuarto lugar, que los aspectos antes señalados, sumado a la disposición de un buen producto correctamente gestionado en un mercado dinámico y sólido, se hubieran traducido en claros beneficios para el empresario. En otras palabras, debe tratarse de una actividad que por sí misma sea capaz de generar una rentabilidad adecuada a las inversiones realizadas y superior a la rentabilidad media que se da en el sector de forma habitual.

Para leer el artículo completo haz click aquí

 

8 FÓRMULAS CLAVE PARA EVITAR DIFERENCIAS EN TUS FRANQUICIAS

Tus franquicias son la cara visible del negocio e imagen de marca. Por ello, os dejamos unos consejos extraídos de una noticia de mundo franquicia para que os sirvan de ayuda con la imagen de vuestras franquicias.

  • Acotar los mínimos riesgos desde el principio. Un reclutamiento de franquiciados efectivos y preparados, asumiendo las expectativas y la sucesión de acontecimientos que implica la apertura por ambas partes desde el inicio con honestidad, es clave para conseguir una franquicia de éxito y libre de posibles problemas.
  • No sobrepases la oportunidad. Los enfrentamientos y diferencias suelen surgir por sentimientos de traición y malos entendidos derivados de las expectativas. Lo mejor es ser realista, y no exagerar la oportunidad de franquicia.
  • Hay que ser muy selectivo a la hora de reclutar franquiciados. La tentación de querer ver crecer rápidamente tu franquicia es inevitable. Pero esta ilusión se mermará si no se eligen las personas adecuadas. A la hora de seleccionar franquiciados, se debe pensar que, si se elige la persona inadecuada, quitarla del medio es bastante complicado.
  • Formación y apoyo continuo. La Formación continua y el apoyo son vitales para que la red de franquicias funcione.
  • Reunirse con los franquiciados. ¿Cómo es posible que un franquiciador desee cerrar una sede de franquicia o emitir una infracción al responsable de la misma sin haberse reunido con él? Parece increíble, pero esto sucede a veces. Lo mejor es concertar una reunión para valorar la viabilidad de una posible solución o determinar donde se encuentra el verdadero problema en este caso.
  • Es necesario detenerse y ver cómo tratar un posible fin de contrato de franquicia. Puede que el dueño de una de las franquicias esté pasando una crisis puntual, o que la competencia haya abierto un local cerca. 
  • Desarrolla un plan de acción. Cuando las diferencias del día a día crecen, hay que enviar un aviso como que no cumple con el manual de operaciones de gestión de la franquicia. Si el franquiciado remedia esta situación, todo se resolverá antes.

LA FRANQUICIA ESPAÑOLA EN EL MUNDO 2017

Os dejamos una noticia interesante del sector de la franquicia:

Según el último informe “La Franquicia Española en el Mundo 2017″, elaborado por la Asociación Española de Franquiciadores y el Grupo Cooperativo Cajamar , los países con mayor presencia de franquicias españolas son Portugal y México. En el país vecino hay 186 redes implantadas, lo que supone el 59,4% del total de enseñas españolas en el extranjero. Por su parte, en México tenemos 97 redes (el 31% del total de franquicias en el extranjero). A estos dos países le siguen Andorra, con 90 franquicias; Francia, son 77; e Italia con 58 enseñas.

Por primera vez desde que se realiza este análisis (es decir, desde 2008), Estados Unidos es uno de los países en los que se tiene la presencia de enseñas españolas. En concreto, son 37 las empresas franquiciadas, representando el 11,8% del total.

Las franquicias españolas siguen apostando por la expansión a otros países. En el informe de 2016 eran 302 las redes que tenían presencia en el extranjero, mientras que este año son 313, es decir, 11 redes más repartidas en el mundo.

Franquicias españolas en el extranjero

Si tenemos en cuenta que en España contamos con 1.074 franquicias españolas, se puede concluir, tal y como se extrae en el informe, que el 29,14% de las enseñas de nuestro país, están implantadas en otros. Particularmente son 137 los países en los que se encuentra la presencia de franquicias españolas. Todos estos datos ponen de manifiesto la tendencia de las franquicias españolas de internacionalizarse. Xavier Vallhonrat, Presidente de la AEF, ha mostrado su satisfacción, subrayando que un año más, el informe sobre la situación de la franquicia española en el exterior arroja resultados positivos, con incrementos tanto en el número de redes nacionales implantadas en otros mercados como en el de establecimientos abiertos. El hecho de que el 29,14% de nuestras enseñas hayan dado el paso de internacionalizarse es muy significativo y digno de resaltarse”.

Si nos fijamos en los sectores, la moda es el más destacado con presencia internacional, con 79 redes. Le sigue Hostelería y Restauración, con 53 enseñas; y Belleza y Estética en tercer lugar, con 37 franquicias fuera de nuestras fronteras.

Noticia extraída del diario cincodias

Franquicias de nuevo cuño: los próximos nichos de mercado

Os dejamos una notícia reciente del sector de la franquicia muy interesante sobre los próximos nichos de mercado. Los expertos destacan la pujanza de los servicios personales, como tratamientos de bienestar y gimnasio.

La alimentación, la hostelería y la moda son las estrellas entre las franquicias. Según el informe «La Franquicia en España 2017», elaborado por la Asociación Española de Franquiciadores (AEF),entre las tres suman 481 redes – el 37% del total- y 30.125 establecimientos abiertos, el 42,7% del total (70.541). Además, emplean a 153.469 personas (el 57% del total). Sumaron además en 2016 el 65,6% del total de la facturación de los negocios de este modelo (hasta 26.991,8 millones). Sin embargo, más allá de esta triada tan rentable hay vida: gimnasios, lavanderías automatizadas, establecimientos de depilación, gasolineras low cost…

El presidente de AEF, Xavier Vallhonrat, recuerda que la franquicia es «un acelerador de aquellas empresas que dan un servicio o venden un producto bajo demanda del público». Como ejemplo de lo anterior, el principal responsable de la Asociación Española de Franquiciadores añade que «las franquicias siempre van a remolque de lo que la sociedad pide en cada momento» y pone como ejemplo a los gimansios o la limpieza de ropa.

anytime-gym-kCmG--510x286@abc

En una línea similar, Santiago Barbadillo, de la consultora especializada en franquicias Barbadillo y Asociados apunta hacia «una tendencia clara» en lo que respecta al crecimiento de franquicias orientadas a la persona. «Todas ellas se especializan en una actividad muy concreta», apunta Barbadillo, quien destaca que estos servicios a la persona suelen requerir «poca inversión inicial, incluso ni local y cuentan con una gama de posibilidades muy amplia».

Al respecto recuerda que cualquier restaurante puede llegar a implicar desembolsos iniciales de más de 300.00 euros, cuando la inversión media intersectorial ronda en España los 85.000 euros. Otro terreno en el que este especialista ve un buen nicho de mercado son los temas de salud, «más allá de las clínicas dentales». A juicio de Barbadillo «no deja de ser un reflejo del desarrollo del comercio minorista, que al funcionar en red se beneficia de las economías de escala».

Para leer la noticia completa haz click aquí

 

E-commerce en franquicia, el salto a las nuevas tecnologías

Renovarse o morir. Es la máxima que guía hoy en día a cualquier negocio y, por consiguiente, a las franquicias. La rápida adaptación de la población a las nuevas tecnologías y su amplia implantación, gracias a aparatos de última generación como smartphones y tablets, han traído consigo un auge sin igual del e-commerce.

Aun así, el último informe de Bain & Company asegura que la tasa de crecimiento del comercio electrónico ya ha comenzado a disminuir y que para 2030 apenas supondrá un 28% de las ventas totales del comercio minorista. Bajo el título “The Power of Omnichannel Stores” (“El poder de las tiendas omnicanal”), este estudio señala dos razones para ese estancamiento: en primer lugar, que no todo el mundo quiere comprar todo en Internet, y en segundo, que los fundamentos económicos del comercio electrónico no son tan atractivos como se piensa.

Bain & Company ha tomado como referencia los datos de Forrester sobre las 30 categorías de productos, que representan el 97% del total de las ventas de e-commerce, para pronosticar las tendencias de penetración del comercio electrónico de aquí a 2030. El análisis sugiere un patrón de crecimiento familiar: El comercio electrónico, como porcentaje de las ventas minoristas totales, parece estar siguiendo una curva clásica en forma de S. Si las tendencias históricas continúan, la porción del comercio electrónico dentro del comercio minorista aumentará hasta alcanzar alrededor del 28% del total de ventas en 2030, aunque con grandes variaciones por categoría.

Además, a pesar de la comodidad que supone para los clientes recibir los pedidos en casa, ésta es una modalidad que no siempre funciona bien para los minoristas. La mayoría se encuentra con que sus empresas autónomas de e-commerce tienen que luchar con una competencia feroz para lograr beneficios. Según este estudio de Bain & Company, el negocio de comercio electrónico de Amazon apenas ha alcanzado el “break even” en los últimos tres años, mientras que el margen operativo de los comercios con ventas online y offline, el de las tiendas de descuento y el de las tiendas especializadas se mueve habitualmente entre el 5% y el 11%.

e-commerce-grafico-600

Para leer el artículo completo haz click aquí